Día de Muertos

Blog Restaurante Zara

Día de Muertos

Buscando en Internet sobre "cómo celebra Cuba Halloween" me encontré con muchas cosas, entre ellas como no podía ser de otro modo, con la santería. Yo sabía que la santería se practicaba allá en la isla, pero no sabía que -según PROLADES (Programa Latinoamericano de Estudios Sociorreligiosos)- es un 40% de la población la que mantiene creencias africanas, frente a un 30% de católicos, 5% de evangélicos y un 25% de no religiosos. 
Por que a Cuba en su día llegaron muchos esclavos africanos, que no solo se dejaron allí la piel sino también todas sus ideas sobre el mundo, los vivos y los muertos, y las reglas que rigen cada una de esas esferas. Es la santería yoruba (las creencias Yoruba nacen principalmente en Nigeria y Benín), la que por alguna razón, prima ante otras.  
Y he aquí que es tradición rendir homenaje a los familiares difuntos o Eggún en las casas. Buscando fotos por Internet he encontrado pequeñas esquinas en las terrazas en las que hay un círculo como a tiza en el suelo, y dentro del perímetro trazado hay varias velas encendidas, una cabeza de cerdo o un plato de carne con arroz y flores. En otros casos he encontrado una máscara dentro de un cuenco de barro o porcelana, o variaciones de estas dos escenas. 
Como a tantos otros seres humanos a lo largo de la Historia y del globo, la muerte les resulta a los santeros yoruba el paso a otro lugar, no es el final. Los familiares muertos todavía existen aunque de otra manera, ahora están en contacto con los dioses pudiendo escucharles y hacerles actuar en favor de los que todavía estamos aquí. Por eso hay que acordarse de ellos y ofrecerles alimento. 
Hoy día de los muertos quizás haya que acordarse no solo de las personas a las que quisimos que ya no están (aunque de ellas seguro que nos acordamos muy a menudo) si no también de todo lo que permanece muerto en vida porque no nos preguntamos por ello. Por ejemplo, en mi caso, los datos sobre las creencias en Cuba o el por qué son tales. ¡Como propuesta! 
Feliz día de todos los muertos, ¡pero viva la vida y la curiosidad! 

Volver